Category Archives: ¡Victoria!

Inquilinos de Sterling Manor logran que propietarios hagan reparaciones masivas


Tras nueve meses de lucha, la primera ronda de nuestra pelea con Cornell & Associates ha terminado con una victoria para el Comité de Inquilinos de Sterling Manor y SeaSol. Para satisfacer nuestras exigencias, los propietarios han pagado más de $50.000 para arreglar los problemas de moho, deterioro, y plagas que han afectado a Sterling Manor en el norte de Seattle, causando problemas de salud y desencadenando una de las campañas más ambiciosas de SeaSol hasta la fecha. “Es muy importante no dejarnos intimidar y dejar que se violen nuestros derechos,” dice un miembro del Comité de Inquilinos. “Es difícil tomar la decisión de involucrarse en una pelea, pero al fin con el apoyo de otras personas, todo se puede. Y se lo logramos.”

Cornell & Associates, gerente de Sterling Manor, es uno de los propietarios de residencias más grandes de Seattle. Sabíamos desde un que no era probable que se preocupen porque sus inquilinos se enfermaban por falta de reparaciones, al menos si no les afectó sus ganancias. Aun así, no tuvimos idea del nivel de hostilidad con que reaccionarían a nuestras exigencias para una inspección de moho y reparaciones.

Días después de la entrega de nuestras exigencias en agosto de 2013, Cornell & Associates empezaron procesos de desalojo en contra de dos inquilinos de Sterling Manor quienes habían firmado la carta de exigencias. En respuesta, una gran cantidad de volantes con la lema “No alquiles aquí” aparecieron cerca de edificios manejados por Cornell, reemplazados constantemente mientras los managers intentaron bajarlos. Los ratings de los edificios de Cornell en el internet se desplomaron con docenas de críticas francas, y las fotos oficiales de Sterling Manor en Yelp.com fueron reemplazados con tomas de cerca del moho y los chinches que habían en el edificio.

Manifestamos afuera de las oficinas de Cornell cada semana, desplegando un gran cartel con la lema “Cornell is a slumlord (Cornell es un mal propietario)”. Delegaciones llegaron a los vecindarios del ejecutivo de Cornell Bart Flora y la manager de Sterling Manor, informando a los sus vecinos de que a su lado tenían malos propietarios. Compañeros de SeaSol en Florida llevaron el mensaje al vecindario del dueño de Sterling Manor con una visita al pueblo donde él pasaba el otoño e invierno cerca de la playa.

Logramos parar uno de los desalojos a través de la recaudación de fondos para pagar una factura de servicios que estaba bajo disputa. El otro proceso terminó porqué a inquilina, Paula, ya tenía planes de mudarse. Pero Paula siguió involucrada en la lucha: “A pesar de que me corrieron, me decidí seguir luchando para que las personas que entraron a vivir allí no tuvieran que sufrir lo mismo que nosotros cuando vivíamos allí,” dice Paula. “Todavía tengo problemas de salud desde que viví allí.”

Algunos inquilinos sintieron intimidados por las represalias pero los miembros más activos del Comité de Inquilinos agarraron aún más fuerza. Una persona incluso decidió integrarse al comité de organizadores de SeaSol. Dándose cuenta que los intentos de desalojo no nos paraban, la empresa recurrió a su próxima táctica de represalias. Contrataron a un bufete de abogados y demandaron a SeaSol y tres miembros individualizados.

La demanda tenía el fin de disuadir a nuestra gente para participar en los piquetes en frente de las oficinas de Cornell. Empezaron demandando a un miembro, luego un segundo y un tercero. Sus documentos legales enumeraron una serie de personas no-individualizadas bajo los nombres “John & Jane Doe.” Su abogado llegó a una reunión previa a un piquete con unos cuantos papeles legales y sacó fotos de las caras de los manifestantes. Nos sermoneó (hasta que lo callamos) diciendo que si no respondíamos a la demanda, deberíamos automáticamente una gran cantidad de dinero a Cornell, arruinando nuestro crédito. Presumió que SeaSol – una organización sin fondos, sin oficina, sin empleados—no podía aguantar una demanda.

Deberían haberse informado mejor. SeaSol ha sido demandado anteriormente, por Lorig Associates en 2010, y no sólo no nos rendimos, seguimos con la lucha y ganamos nuestra campaña de acciones directas, mientras nos defendíamos de sus ataques legales gracias al apoyo de los abogados quienes nos defendieron sin cobrar. Esta vez estábamos más fuertes y mejor preparados. Sus argumentos estaban sin fundamento: en efecto, Cornell dijo al tribunal que estábamos dañado a su empresa con mentiras sobre problemas de moho en Sterling Manor. Sin embargo, tuvimos fotos de paredes cubiertas de moho, e informes de la Asociación Americana de los Pulmones documentando niveles excesivos de humedad en el edificio. Dentro de unas semanas, contábamos con un abogado excelente (Brendan Donckers de BJT Legal, quien nos había defendido de la demanda de Lorig), y recaudamos dinero para cubrir los gastos de nuestra defensa.

Las manifestaciones en las oficinas de Cornell, que gastaban mucho para parar, no pararon. Tampoco los volantes, ni las manifestaciones cerca de la casa del ejecutivo de Cornell Bart Flora. Mandamos docenas de cartas a los dueños de edificios manejados por Cornell, y empezamos a planificar para una campaña aún más intensa. Según documentos del juzgado, uno de los dueños terminó su contrato con Cornell.

La primera señal de que estábamos ganando vino cuando el dueño de Sterling Manor, Richard Herman, llegó en persona al edificio. Poco tiempo después, se empezó una serie de reparaciones mayores, incluyendo la reinstalación de carpetas y puertas dañadas por la humedad, arreglo de goteras, reinstalación de paredes y remodelación de apartamentos, cocinas y baños para prevenir el moho, y reparaciones al techo.

Desafortunadamente los propietarios no hicieron una inspección independiente de moho para guiar las reparaciones, como habíamos exigido desde el principio. Sin embargo, basado en las observaciones de los inquilinos, creemos que eso ha sido un esfuerzo verdadero y sustancial para arreglar los problemas del moho, no como el trabajo superficial (como pintar encima del mojo) que había sido la regla antes de nuestra lucha. Hasta ahora, más de $50.000 ha sido invertido para estas reparaciones, según documentos entregados al tribunal por los abogados de Cornell & Associates, con la promesa de que este trabajo seguirá.

La demanda de Cornell recibió un fallo no favorable en los tribunales el 4 de abril, lo cual están apelando. Esperamos que esto sea una lección para otras empresas e instituciones que pretendan utilizar el sistema legal para callar las acciones colectivas.

Esperando que las reparaciones en proceso estén llevados a cabo y que no hayan más represalias, estamos dispuestas a declarar la victoria en nuestra campaña en contra de Cornell & Associates. Dado el tamaño y la reputación de Cornell, y nuestra relación vigente con los inquilinos, es posible que tengamos que enfrentarlos de nuevo. Pero por ahora, celebramos una victoria muy merecida ¡Gracias a todas las personas quienes nos han apoyado en esa lucha!

Victoria rápida en la pobreza-los salarios a combatir en la tienda de comestibles de White Center

Nuevo miembro Seasol Antonio trabajaba en una tienda de comestibles en White Center por dos años difíciles . Trabajando seis días cada semana (72 horas por semana!), Antonio no recibía los breaos, ni overtime, y fue compensada (irregularmente!) menos que siete dólares por hora (mucho menos que el salario mínimo del estado de Washington ) . Cuando se enteró de nuestra victoria en Jumbo Buffet , Antonio se puso en contacto con la Red de Solidaridad de Seattle. Después de mucha discusión y una investigación, Seasol votaron a luchar para Antonio por las 30 semanas de salarios atrasados, o una demanda de 6,710 dólares.

El sábado 27 julio de 2013, Antonio , su familia, y más de cuarenta seguidores de SeaSol se presentaron en la tienda para entregar nuestra demanda. El ambiente era tenso mientras el jefe leyó la carta (estaba temblando!), y mirando a su alrededor en la gente enfrente evidente en solidaridad con Antonio. El jefe estaba tan intimidado por nuestra acción directa que de inmediato se contactó con un amigo abogado. Su abogado nos llamó el lunes siguiente con débil intentos de negociación. Nosotros los negamos de repente.

El jueves 08 de agosto 2013 , el jefe de ladrones y su amigo abogado se reunieron con Antonio , su hija, y otros miembros de Seasol . Más intentos de intimidar a Antonio a aceptar menos que lo debían fueron rechazadas, y entonces ellos pagaron a Antonio los $6,710 de repente.

La posición firme presentado por Seasol y Antonio por todo esta lucha , nuestra denegación a gastar tiempo con un abogado, y acción directa perfectamente realizada , causó una rápida victoria en esta lucha. Felicitaciones a nuestro nuevo compañero Antonio, y gracias a todos que se presentaron para la entrega de la demanda! Fue un éxito rápido!

Piquete Multi-Red de Solidaridad hace arrendador pagar hasta

La última victoria de Seasol fue contra FPI Management, una empresa nacional de management de propiedades que hace negocio en más de diez estados. Esta lucha se centró en un caso de robo de depósito flagrante que pasó en Tressa, un apartamento ubicado al norte de Seattle. Cuando Hayward se mudó de Tressa , el manager los dijo al él y su familia que el apartamento estaba en buena condición y sólo iban a deducir entre $60 a $70 del depósito para la limpieza general. Al contrario, Tressa mantuvo 388,44 dólares de su depósito diciendo que tenían que sustituir toda la alfombra debido a unas manchas. Cuando se le pidió pruebas , los managers de Tressa mostraron imágenes de una alfombra sucia de un apartamento que no era el uno en que Hayward vivía!

Sahara, el hermano menor de Hayward, estaba considerando luchando el manager en la corte de reclamos menores sobre este robo , pero cuando se enteró de Seasol decidió tomar la ruta de la acción directa. Como de costumbre, nos pusimos “NO ALQUILES AQUÍ ” carteles por el barrio y, finalmente, algunas otras propiedades del mismo negocio FPI Managememnt en el barrio. A través de la investigación en el internet y conversaciones con otros inquilinos , aprendimos que FPI Management siempre, por todo el país, trata a sus inquilinos como se trataron a Hayward.

El fin de semana de nuestro primera manifestación en Tressa coincidió con la primera Conferencia Internacional de la Red de Solidaridad! Quince representantes de las redes de solidaridad y organizaciones similares estaban en la ciudad para compartir experiencias, recibir talleres en habilidades específicas y aprender el uno del otro. El momento no podría haber sido mejor. Lo que comenzó como una pequeña manifestación en frente de la oficina de Tressa finalmente se convirtió a una manifestación impresionante de 40 personas cuando asistentes a la conferencia y unos miembros Seasol locales se acercaron . Agarramos la atención de todo el mundo: el personal de la oficina, los inquilinos actuales e, además, inquilinos posibles que estaban en el medio de una gira .

Una semana más tarde , Hayward recibió un cheque enviado por correo Express que pagó el resto de su depósito. Gracias a todos los que apoyaron en la lucha, sobre todo nuestros huéspedes fuera de la ciudad de Ciudad del Acero Solidaridad , Kitchener- Waterloo Red Solidaria , Jewel City Red de Solidaridad , la Red de Solidaridad de San Diego, Red de Solidaridad Portland, Red de Solidaridad de East Bay, Red de Solidaridad condado de Sonoma y la Victoria IWW .

Una victoria “jumbo” para Marco y SeaSol

Después de una lucha de tres meses, Marco y SeaSol hemos ganado en nuestra campaña contra Jumbo Buffet en White Center.

Todo se empezó cuando Jumbo rechazó dar los descansos, pagar para las horas extras, y, aun, pagar el salario mínimo a Marco. Marco trabajaba entre 10 y 12 horas por día lavando platos y ganaba $60 al día. Significa que el ganaba alrededor de $6 por hora, bastante menos que el salario mínimo según la ley.  Cuando Marco confrontó a Kevin, el manager y sobrino del dueño, el simplemente rechazó pagar mas.

Después de cuatro meses Marco dijo, “¡Ya basta!”  El aprendió de SeaSol por un amigo suyo, nos llamó, y rápidamente se hizo un miembro. Con Marco nos pusimos de acuerdo encargarnos de la lucha. La entrega de la demanda fue grandote.  Nosotros de verdad sacudimos el piso y las ventanas con el aplauso y pisando fuertamente. Con más que 50 personas en apoyo, Marco demandó su pago robado, un total de $4700.

En la primera manifestación, dirigido por Marco, nosotros vencimos el rush del almuerzo, vaciando su estacionamiento en solamente una hora. Nosotros sabíamos cuando el restaurante se ocupaba mas y seguimos nuestra campaña de presión, eligiendo los tiempos mas ocupados: domingo después de la iglesia, viernes por la noches y sábado por las tardes y noches. Cada vez vaciamos, o casi vaciamos su estacionamiento, distribuimos advertencias contra Jumbo a clientes potenciales a otros restaurantes. Causamos que perdieron cientos de dolares cada acción. Lo mas vacío el estacionamiento lo mejor que nos sentimos.

Un gran elemento de nuestro éxito fue el apoyo enorme de la comunidad de White Center. Vecinos llegaban a cada manifestación, tocaban el claxon, guiñándonos, otros negocios en el barrio pusieron advertencias apoyándonos en sus ventanas, y los clientes que fueron allá para comer se fueron cuando escucharon como le maltrataban a Marco. Niños del otro lado de la calle hicieron su propio “Boicot a Jumbo” letrero y lo pusieron enfrente de su casa.

Kevin y Jumbo no tenían ningún idea que nosotros los preparábamos.  Pasaron unos meses antes de que se dieron cuenta de que que podríamos cerrar el restaurante permanentemente si no pagaran a Marco y los demás empleados. Cuando se puso bien claro que podríamos destruir su negocio, intentaron negociar, prometiendo mas y mas dinero hasta $3000. En una conversación por teléfono con Kevin, Marco le dijo, “ No seas tonto, Kevin – no negocio con mi propio dinero.” Después de tres meses de manifestaciones, una acción de muchas llamadas coordinadas pidiendo que paguen les dio el empujón al borde. ¡Nos reunimos y Marco recibió todo su pago robado!

Esta lucha fue una lección en solidaridad para todos nosotros. Con el apoyo de la comunidad pusimos un apretón en estos patrones ladrones. La parte mejor fue que ahora Marco es un organizador magnifico – el ya está arreglando luchas nuevas en White Center. En las palabras de Marco, “sin la ayuda de la comunidad de White Center y la ayuda de SeaSol no hubiera sido posible recuperar el dinero que me debían . . . muchísimas gracias a SeaSol y a White Center.”

moldqueen-small

La acción directa limpia a la suciedad de propietaria

Aquí esta la historia de una lucha que ganemos recientemente, en las palabras de Wendy:

Mi novio y yo, los dos tenemos mucho tiempo como miembros y organizadores en SeaSol, nos mudamos a nuestro apartamento en el Central District en junio del año pasado. Después como un mes de vivir allí nos empezamos dar cuenta que había un crecimiento de moho en la unidad. Mandemos un correo electrónico a la propietaria (quien es ejecutiva de nivel alto en Starbucks) quien sugirió dejar abierta la ventana cuando tomamos una ducha y limpiarlo con cloro. El moho seguía creciendo a pesar de este “tratamiento.” Cada vez que lo limpiamos se creció otra vez con mas intensidad. Aun peor, yo experimentaba el mareo y tenia muy poca energía, especialmente después que limpie el moho.

Cuando la infestación de moho siguió empeorándose, mi novio se puso enfermo con un fiebre de bajo grado, su lengua se puso blanca, y su doctor lo escribió una recomendación que el se vaya del apartamento lo mas pronto posible. Nuestro perrito desarrolló alergias que causaron ulceras abiertas en sus piernas y infecciones del oído también, lo tuvimos que llevar al veterinario. Se puso bien claro que ya no estuvo seguro quedarnos en el apartamento y después de estar afuera de la unidad unos días todos los síntomas, incluso las alergias del perrito, se empezaron mejorar. En el apartamento, nuestra propietaria rechazó consultar con una especialista de moho o hacer un intento serio de quitarlo.

Comentamos a la propietaria que no se puede vivir en el apartamento y saquemos todas nuestras cosas el 18 de diciembre. En repuesta, ella insistió que estábamos rompiendo el contrato y nos amenazó llevar en pleito por “malgasto.” Ella rechazó volver mas de $400 de los $1000 en el deposito. Mientras, estuvimos en aprietos a juntar el dinero para mudarnos a un apartamento nuevo. Llamemos a SeaSol.

SeaSol votó a apoyarnos en una campaña de acción directa demandando que nuestra propietaria anterior vuelva los $600 que faltaban de nuestro deposito. Arreglemos una muestra falsa de una de sus propiedades y planeamos presentar en masa una carta afuera de la casa que demanda que ella vuelva nuestro deposito robado. En la piña antes de la acción, alrededor de mi, en apoyo, habían como 40 personas.

Fuimos hacia la esquina donde nuestra propietaria anterior esperaba reunirse con “Sarah,” una inquilina falsa. Habían como 40 de nosotros marchando por medio de la calle. Cuando nos acercamos a ella y dos inquilinos potenciales ellos intentaron evitar el grupo grande y silente pero yo di un paso adelante, con la carta en mi mano y dije su nombre. Rápidamente, y cuando los inquilinos todavía estaban escuchando, le explique que la carta “se trata de los $600 de nuestro deposito que fueron quitados.” Ella estuvo rodeada por los 40 SeaSoleros, todos intensivamente silentes y serios. Ella se tomó la carta y dijo, en la manera mas profesionalmente posible, que la iba leer mas tarde, y correteó a su BMW. Desafortunadamente para ella, estuvo estacionada en una calle sin salida y la experiencia no se acabó hasta que arrancó el coche, se dio una vuelta, y pasó entre nosotros mirando y grabando vídeo. Cuando ella ya se fue de la vista nosotros estallamos en aplauso y gritos. Yo me sentí una oleada de empoderamiento sin precedentes.

En 10 días nuestra propietaria nos mandó un correo electrónico para decir que quiso pagar los $600. Aparentemente no quiso enfrentarse con la posibilidad del mismo grupo de 40 personas haciendo mas acciones en el futuro. Muchísimas gracias a todos quienes nos apoyaron.

¡Solidaridad siempre!