Category Archives: Historias de Luchas

Arrendatarios impiden alzas del alquiler, ganan reparaciones, pero muchos se tienen que ir por no poder pagar

Para el verano de 2016, los residentes de Thai Colombian Apartments en Beacon Hill se habían acostumbrado a vivir con refrigeradores rotos, calentadores rotos, fugas de agua, ratas y cucarachas. Aguantaron todo porque la renta era baja. Luego encontraron dos avisos pegados en sus puertas: una nueva compañía de administración llamada Tecton se hacía cargo, y el alquiler iba a subir un 25%.

Más allá de avisos de aumento de alquiler, Tecton no parecía dispuesto a levantar un dedo. Los electrodomésticos quebrados todavía no se arreglaron ni se sustituyeron. El agua todavía entraba, haciendo que los techos y los suelos se derrumbaran. La basura aún se acumulaba en el exterior debido a la insuficiente recolección de basura.

El choque inicial de los inquilinos pronto se convirtió en furia. Si iban a empezar a pagar un alquiler caro por estos apartamentos, era intolerable seguir viviendo en condiciones de tugurios. Tenían que hacer algo.

kitchen hall cave-in rat

Los residentes se organizan

Uno de los inquilinos que sabía de SeaSol de una campaña anterior distribuyó nuestra información de contacto en todo el complejo, y rápidamente recibimos llamadas de varios inquilinos de Thai Colombian Apartments. Nos reunimos con ellos y comenzamos a evaluar si y cómo podíamos ayudarles en luchar. Con los alquileres subiendo vertiginosamente por todo Seattle, reconocíamos que probablemente no tendríamos suficiente energía para impedir que el alquiler subiera, aunque podría demorarse por medio de tácticas legales. La mayor indignación de los inquilinos fue por las crónicas y horribles condiciones de vida, y en ese tema nos sentimos preparados para una pelea. SeaSol votó para organizar una campaña de acción con la intención de obligar que los dueños hicieran reparaciones. Mientras tanto, podríamos ayudar a los inquilinos a navegar por las complejas estructuras legales que se supone protegen a los inquilinos de Seattle contra la malversación de los propietarios, y ver si los aumentos de los alquileres se podrían retrasar.

Empezamos nuestra campaña organizando reuniones con los inquilinos con los que ya estábamos en contacto. Los miembros de SeaSol y estos inquilinos se unieron y llamaron a todas las puertas de los dos edificios para preguntar sobre problemas en los departamentos e invitarles a las reuniones. 15 o 20 departamentos diferentes se representaron en estas primeras reuniones, durante las cuales desarrollamos una lista de asuntos a lo largo del complejo que servirían como nuestra lista de demandas.

Era la lista más larga de demandas que SeaSol había elaborado, pero dado a la cantidad de problemas horrendos que el propietario ignoraba, tenía que ser así. Además de los inodoros rotos y los refrigeradores, había una familia sin cerradura en la puerta, otra con agua que entraba por el techo del salón cada vez que llovía y un hueco en una barandilla exterior sobre un acantilado de tres pisos, donde un niño ya había caído y había sufrido heridas graves.

La lucha comienza

SeaSol movilizó a un grupo fuerte de 35 miembros de la comunidad y los inquilinos a las 10 AM en un día de la semana para ir a las oficinas de Tecton Property Management y presentar las demandas. Llegamos tranquilamente a las oficinas, donde uno de los inquilinos leyó la carta de demanda al director general de Tecton. Este fue un momento muy poderoso en la campaña; ella se mantuvo alta y entregó las demandas en la oficina del ejecutivo. Trató de cortarla, diciendo que “no tenía tiempo para esto”, pero simplemente siguió leyéndolo y le hizo escuchar la carta de demanda en su totalidad mientras todos nosotros, empacados en su oficina, mirabamos. Aquí está el video.

A pesar de la urgencia de las demandas de reparación, dimos a Tecton cinco días para empezar a repararlas antes de que tomáramos más medidas. Tecton decidió no hacerlo. Mientras tanto, utilizamos el tiempo para comenzar a ayudar a los inquilinos a investigar los aumentos de alquileres con el Departamento de Construcción e Inspecciones de Seattle (DCI), encargado de hacerse cumplir las leyes locales de vivienda. Como uno de los inquilinos ya había descubierto, las notificaciones de aumento de renta de Tecton eran legalmente inválidas, ya que no incluían información requerida en los derechos de inquilinos.

Si bien somos y siempre hemos sido una organización orientada a la acción directa que intencionalmente evita trabajar dentro de los parámetros del sistema legal tanto como sea posible, en este caso el valor potencial de retrasar el alza del alquiler era demasiado grande para ignorarlo, entonces decidimos dejar de lado el dogma ideológico para ser lo más útil posible para los inquilinos.

Después de cinco días, inmediatamente comenzamos a poner carteles de advertencia, “no alquilar aquí,” alrededor de los edificios. Esto nos permitió construir conexiones con otros inquilinos y sirvió como un tiro inicial del arco, por así decirlo. A partir de ahí, comenzamos a poner carteles alrededor de otras propiedades de Tecton en la región para advertir a los posibles inquilinos de cómo se comportaban. Fue alrededor de este tiempo que recibimos noticias de DCI que iban a forzar a Tecton a rescindir el alza del alquiler ilegalmente anunciada. Esto llegó como un gran alivio para muchos de los inquilinos, incluso si sólo significaba dos meses más en los edificios antes de que se fijaran el precio.

Insulto a la lesión

Tecton tuvo la audacia de comenzar a reparar y renovar las unidades que habían estado vacías desde antes de que comenzara la lucha, antes de comenzar a trabajar en los hogares de sus inquilinos actuales, que aún estaban en mal estado.

Tomamos este antagonismo como una señal para intensificar nuestra lucha, organizando una serie de piquetes dirigidos al dueño de los edificios, Mark Shuler, en la casa que sirvió como oficina para su firma de arquitectura en Ballard. Antes de esto, colgamos carteles por toda la zona (con la cara de Shuler prominente en los carteles) además de ir puerta a puerta para hablar con los vecinos de Shuler y explicar nuestras intenciones por piquetear en su calle. Mientras que siempre nos aseguramos de traer el ruido a estos piquetes, queríamos estar seguros de relacionarnos con los vecinos para asegurarse de que entendieron la razón de la perturbación, y quién tenía la culpa.

picket

Algunos reciben arreglos, mientras que muchos tienen que mudarse

Frente a estas tácticas, los terratenientes finalmente comenzaron a reconocer nuestras demandas, y las reparaciones se comenzaron a hacer a un ritmo glacial. Por fin, cerraron la brecha en la barandilla donde el niño había caído varios meses antes. Reemplazaron las máquinas de lavandería rotas y algunos de los aparatos rotos en los departamentos. Arreglaron los buzones, que habían caído en tan mal estado que el servicio postal había amenazado con dejar de entregar el correo. Contrataron a un servicio de control de plagas para por lo menos intentar a abordar las cucarachas e las infestaciones de ratas.

Pudimos retrasar más algunos de los aumentos de alquiler a principios de 2017, cuando uno de los dos edificios de apartamentos no aprobó una inspección DCI que coordinamos con los inquilinos. A pesar de nuestros esfuerzos en este frente, la mayoría de los arrendatarios se obligaron a dejar los apartamentos durante los meses próximos. Tecton trabajó incansablemente para tratar de alquilar las unidades recién renovadas a niveles de alquiler mucho más altos, pero no encontró mucha suerte. Esto fue debido en parte a las advertencias que publicamos alrededor de los edificios y en línea, y también porque los alquileres que estaban pidiendo eran demasiado altos. En lugar de mantener las rentas en un nivel razonable, los propietarios básicamente optaron por no cobrar ningún alquiler de la mayoría de los apartamentos, y al final no pudimos evitar que hicieran eso.

Terminando

Incluso después de que el aumento del alquiler entró en vigor, había un núcleo de inquilinos de Thai Colombian que se comprometían con SeaSol, y varias unidades aún habitadas tenían problemas importantes que no se habían abordado. Una familia todavía no tenía un refrigerador operativo. Otro todavía tenía agua entrando por el techo durante tormentas. Un inquilino todavía tenía agua goteando de las tuberías en su cuarto de baño. Todavía no había suficiente recogida de basura, por lo que el área de atrás todavía tenía un montón de basura infestada de roedores. Estábamos decididos a no dar paz a los terratenientes hasta que se hubieran cumplido todas las demandas originales de reparación de los inquilinos restantes, o bien hubieran recibido reubicación (dinero o un apartamento nuevo) que fuera aceptable para ellos.

garbage

Para resaltar las demandas de reparación restantes, cada semana o dos elegimos un tema específico para llamar la atención de los propietarios continuamente, a través de formularios de solicitud, correos electrónicos, mensajes de texto y llamadas telefónicas. Mientras tanto lanzamos una campaña satírica de la caridad de “ShulerAID”, pidiendo que la gente ahorrara el cambio para este infortunado propietario que era demasiado pobre para mantener condiciones decentes. Lo publicamos en línea y con carteles alrededor del barrio de Mark Shuler, culminando en un “concierto beneficioso” delante de su casa. También organizamos un pequeño grupo de alrededor de 15 personas que marcharon en la oficina in situ para presentar un montón de solicitudes de reparación en nombre de un inquilino que todavía estaba soportando una fuga enorme en su techo. Cubrimos el área alrededor de Thai Colombian con los carteles que animaban a vecinos para quejarse sobre la carencia de la recogida adecuada de basura. Combinamos estas tácticas con una serie de postales semanales ShulerAID que enviamos a las casas de los amigos de Mark Shuler en Facebook.

Todo esto parecía hacer el truco. El refrigerador roto fue reemplazado. La tubería de baño que se escapaba se arregló. Los inquilinos con el techo con fugas recibieron un apartamento diferente. El propietario agregó una recolección de basura extra semanal. Con todas nuestras demandas ya cumplidas, votamos para terminar nuestra lucha.

Para llevar

Esta fue una lucha difícil tanto para la Red de Solidaridad de Seattle como para los inquilinos. Nuestra organización se unió a la lucha sólo un mes o así antes de que el aumento inicial del alquiler entrara en vigor. Esto nos dejó sin mucho tiempo para conversar suficientemente con todos los inquilinos en los edificios. Aunque terminamos retrasando significativamente los aumentos de renta y forzando una mejora en las condiciones de vida, algunos inquilinos ya se habían dado por vencidos y se mudaron en el otoño de 2016. A pesar de nuestros mejores esfuerzos, toma mucho tiempo para poner en la misma onda y organizar las personas de 30 o más apartamentos, y con una variedad de barreras de idioma. En el futuro, necesitamos encontrar maneras de reservar más tiempo para la preparación en nuestras campañas, o bien hacerlas más rápido mientras seguimos siendo rigurosos.

Todavía estamos muy orgullosos de haber ayudado a los inquilinos a retrasar los aumentos de alquiler incluso durante unos meses, ahorrando a cada uno de ellos cientos de dólares y dando más tiempo a las familias que tuvieron que encontrar otras viviendas. En el proceso, hemos aprendido mucho acerca de cómo navegar por los sistemas legales insuficientes para los inquilinos. Si bien estos sistemas nos ayudaron a crear un poco de espacio para respirar, en última instancia, se redujo a nosotros mismos y nuestras tácticas de acción directa para conseguir todas las reparaciones. Cumplir con todas nuestras demandas de reparación fue definitivamente una experiencia costosa para los nuevos dueños del edificio. Sin embargo, no era nada comparado con el costo humano de hacer que la gente viviera en condiciones de tugurios.

La campaña de los Thai Colombian Apartments también trajo a varios individuos y organizadores fantásticos que eran inquilinos en el complejo a nuestra organización. Como siempre, una de nuestras metas más importantes en una campaña (secundaria sólo a lograr que las demandas se cumplan) es desarrollar habilidades de organización entre las personas con las que estamos trabajando para que en el futuro puedan ayudar en otras campañas de organización y saber que tienen la Red de Solidaridad de Seattle vigilándose si cualquier otro terrateniente o jefe depredador decidiera hacerles daño. Sólo somos tan fuertes como las personas que componen esta organización y ganar organizadores activos es un componente crítico de continuar construyendo una vibrante resistencia al capitalismo y todas sus consecuencias tóxicas en nuestra comunidad.

La Red de Solidaridad de Seattle sigue comprometida con la lucha contra la gentrificación en nuestra comunidad, ya que representa un ataque total a la clase obrera a manos de aquellos que ya tienen más. Si usted o alguien que usted conoce está experimentando una mala conducta en el lugar de trabajo o la vivienda, por favor no dude en ponerse en contacto con nosotros por llamada o texto al 206-673-6074 o por correo electrónico a info@seasol.net. Si forma parte de una red de solidaridad y necesita asesoramiento en una campaña o está buscando comenzar una, por favor póngase en contacto con nosotros también. Queremos seguir siendo un recurso para los organizadores de todo el mundo a medida que cada uno empiece a tomar medidas en nuestras respectivas comunidades para construir una red fuerte y sensible para luchar junto a la clase trabajadora.

Una Victoria y una Perdida: Prospero y la Lucha del Silver Cloud


Nuestro compañero y amigo querido, Perspero, falleció tranquilamente el 18 de julio cuando estaba disfrutando una pelicula en el cine. SeaSol y Prospero apenas ganaron la lucha contra el Silver Cloud el 16. Somos muy afortunados por tener la oportunidad conocer a Perospero. Lo recordaremos como una persona simpática, generosa, y determinada en la lucha para la justicia.

Prospero fue un hombre cariñoso un humilde pero también un luchador tenaz. Trabajó duro lavando platos y como un conserje hasta el fin de su vida. A pesar de su edad y salud debilitado, se puso a participar en SeaSol una vez tras otra, primero en la lucha de Neftali contra Greystar el verano pasado y después en su propia lucha, porque en eso fue partidario. En las discusiones de estrategia en las reuniones decía que, “Hay que darle más duro!” Nunca lo vimos más contento que cuando estuvo en la línea de piquete.

Prospero trabajó para Silver Cloud Hotels uno varios años lavando platos en el restaurante que se llama Jimmy’s, antes que sufrió un ataque al corazón en el trabajo. Su gerente estuvo reacio dejarle salir del trabajo y rechazó llamar a una ambulancia, pero al fin pagó para un taxi para llevarlo al hospital. Cuando Prospero todavía estaba recuperándose el gerente del Stadium Silver Cloud Hotel le despidió por tener el ataque al corazón, utilizando la excusa absurda que Prospero “ni llamó ni llegó” cuando él estuvo en la cirugía para el ataque que sufrió en el mismo trabajo. Y aun mas que despedir a Prospero ilegalmente y injustamente, Silver Cloud le robó todo las vacaciones y tiempo enfermo pagado y él había ganado durante los dos años pasados en lugar de pagarlo el resto al fin de su empleo allí. Su acciones violaron a la ley federal del Family Medical Leave Act (La Ley del Permiso Medical para las Familias), la ley de la ciudad, y las reglas universales del decoro. Creyeron que podrían robar a un viejito pobre de 76 años y salir con la suya. Estuvieron incorrectos.

Prospero intentaba contactar a la gerencia por varios meses para discutir la despedida injusta y el salario robado, pero no sirvió. El llegó a La Red de Solidaridad de Seattle (“SeaSol” por su nombre inglés) por la recomendación de un amigo que había visto a una acción de SeaSol antes. Al principio no tuvimos la capacidad para luchas nuevas. Pero eso no le impidió hacer todo lo posible para llegar a las reuniones pese a su salud. El ayudaba con las luchas de otros, que ganemos con su ayuda, sin preguntar ni una sola vez cuando podríamos empezar con la suya. Quería ayudar a los demás. Cuando, por fin, podíamos empezar con su lucha en el fin de 2015, hablemos sobre nuestra demanda y lo que consideremos una victoria. El estaba muy firme en que no le importó el dinero sino que la gerencia entienda que no pueden maltratar a gente como le maltrataron a el. Principalmente, quería mostrar a los demás empleados de Silver Cloud que es posible levantarse por sí mismo en el trabajo. En en fin de enero 2016, Prospero y un grupo de cuarenta SeaSoleros entregaron una demanda a la gerencia del Silver Cloud: Que pagaran a Prospero las vacaciones y tiempo enfermo que él había juntado o enfrentar a más acciones directas de SeaSol. Imprudentemente, el negocio no contestó.

Durante seis meses nos ocupemos con una campaña incansable de la acción directa contra la cadena de hoteles. Juntos con nuestros compañeros en La Red de Solidaridad de Portland colgamos carteles alrededor de sus hoteles en las dos ciudades. Hicimos varias manifestaciones ruidosas en la madrugada en frente de sus hoteles en Seattle, con mucho éxito en molestar a la gerencia y los clientes. Hicimos otra manifestación ruidosa en la noche con un mensaje proyectado al muro del hotel (nuestra primera acción de luz) llamando a Silver Cloud “ladrones de sueldo”. Visitemos al dueño, Jim Weymouth, en su barrio rico de Medina varias veces para avisar a él y sus vecinos sobre la injusticia que Prospero sufrió trabajando en su hotel. Una de esta visitas incluyó a una manifestación en la tierra enfrente de la casa de seis millones de dolares del Sr. Weymouth y, al mismo tiempo, una flotilla en el lago atrás de la casa. Llegamos a las compañías que hacen sus conferencias en el Silver Cloud para disuadirlos a hacer negocios con el hotel.

Ya preparabamos otra manifestación cuando Prospero recibió su cheque largamente esperada por correo. Sufrimos la pérdida de nuestro amigo y compañero, y consolarnos un poquito en saber que el disfrutó tantito el sabor de la victoria cuando estaba todavía con nosotros. Nos juntaremos este mes para celebrar Prospero y la lucha del Silver Cloud, para mas detalles contacte por favor a info@seasol.net

Victoria en La Lucha Contra Bombay Grill y el Robo de Sueldo

demand delivery at Bombay Grill  Bombay Grill pays up

José sufrió 7 meses como un cocinero mal pagado para Bombay Grill, en el University District, recibiendo un sueldo de entre 81 centavos y 4 dolares por hora. También, sufrió muchas amenazas y hostigamiento de sus patrones Glen Quadros y Kailash Upadhyay regularmente. Porque su pago fue insuficiente para poder rentar en otro lugar, José tenía que dormir sobre el piso sucio del restaurante durante el verano caloroso (Glen lo llamó “alojamiento”).

Despues de ver un sticker de SeaSol en su lavandería, José decidió de relevarse contra su patrón y luchar con acción directa. El llamó a SeaSol, y votamos para aceptar su lucha.

El 4 de Enero, 2014, un gran grupo de “SeaSoleros” llenaron a Bombay Grill para apoyar José, entregando una demanda a sus ex jefes. José y SeaSol demandaron un pago equivalente de un mes de sueldo robado, específicamente $2,261.30. Glen ignoró la carta, con una mirada antipatica miró las caras que le habían rodeado, cuando una mesera leyó la carta.

Durante las dos semanas proximas, después de la entregada de la demanda, Glen y Kailash se negaron a pagarle a José el parte de su sueldo que les demandó. Sabíamos que Bombay Grill probablemente iba a cerrar, entonces había un poco de urgencia en la estrategia de SeaSol para ganar la lucha que influyó a las decisiones en nuestras reuniones.

En las siguientes semanas, la campaña de SeaSol contra los ladrones Glen y Kailash se escaló desde pequeñas acciones de información y volantes, a manifestaciones mas grandes con mas ruido. Nuestra manifestación mas grande fue el 14 de Febrero; convencimos a muchos clientes no entrar, con mucha energía y ruido. Glen y Kailash se enojaron mucho sobre sus ganancias perdidas y actuaron como payasos en el estacionamiento fuera del restaurante. Rechazamos a la mayoría de sus clientes, y poco a poco empezaron a aceptar que José y SeaSol no nos rendiriamos hasta que cumplieran con nuestra demanda.

Durante todo la lucha, los patrones de Bombay trataron de engañarnos muchas veces. Ellos nos dijeron cada semana que querían reunir y pagar, trataron de pagar menos que la demanda, trataron de hablar solo con José en el restaurante y convencerle de “no decir a nadie” las condiciones que sufrió en su trabajo en su restaurante. El viernes, 21 de Febrero, 2014, los mentirosos Glen y Kailash organizaron una reunión con SeaSol y José otra vez, y escribieron un cheque para todo la demanda. Inmediatamente despues, cuando José fue al banco para cambiar el cheque al efectivo, los patrones codiciosos y estúpidos salieron del banco con miradas orgullosas. Ellos habían cancelado el cheque, y pensaron que sus problemas habían terminado.

A las doce de la tarde, al día siguiente, doce SeaSoleros llegaron a Bombay para hacer una manifestación durrante la hora del almuerzo. Con eso, Glen dio cuenta que él y su pareja no nos habían vencido, y fue al banco para escribir un cheque de caja de la cantidad total de la demanda, y José recibió su dinero el mismo día.

¡Gracias a todos y todas que participaron en esta lucha! ¡LA VICTORIA ES NUESTRA!

¡Únete!

La Red Solidaria de Seattle (‘SeaSol,’ por sus siglas en inglés) es una red voluntaria de obreros que creemos en defender nuestros derechos. Nuestra meta es apoyar a las huelgas y las luchas de nuestros compañeros, construir solidaridad, y organizar para resolver problemas específicos del trabajo, alojamiento, y otros problemas causados por la codicia de los ricos y los poderosos. ¡Únete! Hay que luchar para ganar.

Read this in English.

“No alquilamos” campaña continúa a pesar de la violencia arrendador


Han pasado más de cuatro meses desde cuando Danica entró en las oficinas de Northwest Apartments con una multitud de gente que le apoyaba y con calma les entregó una carta exigiendo que devuelvan el dinero que ellos se lo habían robado. Desde entonces, cientos de inquilinos actuales y futuros no sólo han escuchado su historia , sino también han aprendido sobre el patrón de abuso más amplio que tiene Northwest Apartments en contra de los otros inquilinos actuales y anteriores. Más recientemente, Danica y otros miembros de Seasol se locaron afuera de uno de los edificios más visibles de Northwest Apartments en Capitol Hill , la Casa del Rey , distrubiendo a inquilinos y vecinos globos con las palabras “slumlordwarning.com ” y galletas que decían “Slumlord.” El apoyo popular fue impresionante. Una multitud de personas estaban de acuerdo de que nunca van a ser inquilinos a “No alquilamos desde Northwest Apartments” con lo que el número total de hasta – ¿quién sabe cuántos.

Entonces, ¿cómo ha respuesta los Northwest Apartamentos a estas manifestaciones pacíficas ? Ellos han sido el contrario de profesional y cortés. El administrador de la propiedad en el anterior edificio de Danica , el Manchester Arms , ha estado llenando jarras de agua y arrojándolos sobre los miembros Seasol de la seguridad de su balcón. No hay que explicar que los carteles siguieron ser puestos a pesar de sus payasadas inmaduras (por cierto , echando agua en la gente se considera asalto , y es un delito con privación de libertad) y otros inquilinos se asomaban por sus ventanas para apoyarnos y pedir disculpas en nombre del manager de los apartamentos. Más preocupante son las amenazas violentas por parte de un empleado de otro edificio Northwest Apartamentos, la Tuscany . Aquí un empleado Northwest Propiedades vi un miembro Seasol pegada de carteles y amenazó que iba a ” fuck ellos ” si los toma de nuevo.

No vamos a ser intimidados por Northwest Apartamentos . Aunque no nos gusta ser amenazados y atacados, se hace más claro que nunca para todos el tipo de gente con que tratamos. Vamos a seguir a propagar este cuento hasta que se comprometan a hacer lo correcto por Danica .